Β 

ActualizaciΓ³n caso Volkswagen πŸš—

El prΓ³ximo dΓ­a 3 de Octubre se ha convocado en Madrid una reuniΓ³n para todas las partes procesales del caso Volkswagen con el objetivo fundamental de recortar las representaciones y defensas e intentar agruparlas.


Es obvio. Si yo fuera el Juez instructor del caso Volkswagen intentarΓ­a dar claridad a las posiciones existentes entre las partes que reclaman justicia, ya que a dΓ­a de hoy son mΓΊltiples por su cantidad y variopintas por su contenido. Algunas representaciones ostentan nombres como "El Pueblo contra el coche del pueblo" y otras son conocidas por sus ΓΊltimas apariciones pΓΊblicas, no muy alentadoras, como "Manos Limpias". Por otro lado, hay reclamaciones diversas, comunitarias, ecologistas y de otros tipos, que alegan perjuicios de carΓ‘cter difuso relacionados con el detrimento en el medio ambiente y en los derechos de los consumidores. No obstante, la gran mayorΓ­a son afectados directos por la compra de vehΓ­culos que reclaman perjuicios econΓ³micos, la resoluciΓ³n del contrato y la devoluciΓ³n de las cantidades entregadas como indemnizaciΓ³n. Sin embargo, estas ΓΊltimas tambiΓ©n se articulan de forma distinta.


La Fiscalia de la Audiencia Nacional ha presentado un escrito defendiendo la acumulaciΓ³n de las representaciones ya perdonadas en el caso Volkswagen conforme a criterios unificadores que pretenden agrupaciones de las asociaciones de consumidores y ecologistas, por una parte, y la representaciΓ³n de los particulares por otra. Solicitan que, en virtud del artΓ­culo 109 bis de la LECRIM actualizado en el "Estatuto de la vΓ­ctima del delito", active la posibilidad incluida en el apartado 2ΒΊ donde "podrΓ‘ imponer que se agrupen en una o varias representaciones y que sean dirigidos por la misma o varias defensas, en razΓ³n de sus respectivos intereses".


En bien de la claridad, sencillez y concentraciΓ³n de los actos procesales (y de su contenido) es conveniente esta simplificaciΓ³n. Sin embargo, resulta negativo para la defensa de los diversos intereses representados de cada uno de los particulares afectados y su concreta afectaciΓ³n con el caso Volkswagen.


La dificultad se transmite del Juzgador al abogado elegido, que deberΓ‘ conocer individualmente (y articular defensa) el Γ­nteres de cada distinto representado. Labor difΓ­cil para un Juzgado, casi imposible para un despacho de abogados, que tenderΓ‘ a la unificaciΓ³n en sustituciΓ³n del detalle. Son los presupuestos preparatorios para imponer una tabla rasa en la indemnizaciΓ³n en los que afectan a la marca Volkswagen.


Principios como la confianza y la cercanΓ­a abogado/representado pueden, sencillamente, desaparecer. Por ello, acudiremos a Madrid y defenderemos la independencia y libertad de cada uno de nuestros representados por el caso Volkswagen, el derecho a poder elegir en quien depositan su confianza y a ser escuchados con detalle recogiendo puntualmente cada uno de sus perjuicios para conformar una reclamaciΓ³n justa y, por encima de todo, a ser defendidos como individuos y no como manada.


#Volkswagen #SergioMeler

Entradas destacadas
Autores
Categorías